METAFÍSICA DE LA ESENCIA Y LA ECUACIÓN DEL TODO UNIFICADO.




  


LA ESENCIA DIVINA COMO ÚNICA ESENCIA DEL SER

La Partícula Primordial del Universo es una sola: el protón. La disfuncionalidad de los protones afectados por el bólido de energía protónica que da origen a una galaxia transforma el protón en antiprotón. El protón es la partícula divina y no hay otra. Su energía positiva es la única existente en todo el Universo Infinito y Eterno. En el Universo no se encuentra presente otra partícula ni otra energía; ES UNA SOLA. Es lo que llamamos Dios, Nuestro Padre, El Gran Arquitecto del Universo, que ES UNO y ÉL MISMO. Todos los seres SOMOS ÉL porque estamos constituidos en esencia por protones que han asistido a los antiprotones que llevan a dar consistencia al ser en una relación binaria, siendo los protones su esencia. La esencia y su mensaje implícito es lo que también llamamos EL VERBO, LA PALABRA, ÉL y AL. También lo llamamos AMOR.



LA METAFÍSICA DE LA ESENCIA 
(EL DIÁLOGO CON DIOS)


 
ANTIMATERIA


Las partículas cósmicas forman una red. Estas partículas tienen forma hexagonal.


La red cósmica hace circular su energía  que es eterna.


¿De qué está formada la red cósmica de células hexagonales?
¡Protones! ¡Antimateria!
Esa fue la respuesta intuitiva a mi pregunta.
(Como esta información no estaba en forma conciente en mí, presté mucha atención a todo lo que vino después).
Luego vinieron a mi mente otros términos que fui anotando en cuanto iban apareciendo:
- Partícula infraatómica.
- Anticoagulante, antiaglomerante, antifusionante.
- El espacio vacío no existe.
- Sí existe un canal que va a través de innumerables células cósmicas hexagonales. Por este canal circula la energía que es inmaterial. Este canal no va en línea recta.
- Las partículas primogenias no pueden formar materia porque poseen un solo tipo de carga. (¿Cuál?): Positiva.
- El protón es la antimateria.
- Inestabilidad por reacción en cadena
En seguida me hice varias preguntas:
¿Qué produce esta inestabilidad?
¿De dónde sale esa fuerza?
¿Calor?
¿Cómo se origina la acumulación de calor?
Posibles respuestas:
Vientos, corrientes, tormenta cósmica originada por… ¿calor? ¿Fuerza magnética?
- Corrientes: energía estática (??)
La red de células cósmicas hexagonales sería lo que otros llaman
región oscura y energía oscura.
El espacio vacío no existe; en lo que se ve o se imagina como un espacio vacío entre partículas es un “corredor” en el que se forma una zona de fuerza. (??)
La energía que circula por los tubos formados por las células cósmicas no se ve, pero se siente. Ésta es el espíritu del Universo.

Circulación de energía
La luz que vemos es generada por fricción, y es una luz causada por una manifestación de la energía, la que combustiona.
La luz que no vemos, pero que podemos sentir, sólo fluye en su forma natural si no hay fricción, y no combustiona, no calcina, no chamusca, pero genera calor y, a veces, “quema” al contacto con alguna persona que la concentra.
Es como el microondas.
De improviso aparece otra pregunta:
Las galaxias, ¿deambulan? (??)
La respuesta me vino por intuición poco antes de escribir estas letras en el computador: Sí. Deambulan como sistema galáctico debido al movimiento del plasma de hidrógeno.
_________________________________ 


ANTIGRAVEDAD
La red de células cósmicas, que es la parte oscura del Universo, no es materia; está formada por innumerables partículas infraatómicas que se encuentran equidistantes unas de otras debido a una energía que es antiaglutinante o antiaglomerante (antimateria). Esta energía es causante de la antigravedad. Las partículas fundamentales del Universo generan antigravedad.
La célula cósmica hexagonal es un protón.
Las partículas infraatómicas no chocan entre sí; sólo se disocian cuando son intervenidas por una fuerza externa.
La antigravedad existe, por lo tanto, desde ya en el átomo.
Ninguna partícula subatómica en el átomo tiene una posición determinada. De lo contrario, no podría moverse ni generar disociaciones para transformarse.
Un cúmulo de infraátomos de hidrógeno (átomo) no se fusiona con otro al formar un elemento químico; si lo hiciera, ya pasaría a formar un elemento químico distinto.

  ______________________________________


"MATERIA"
Energía atómica, fuerza, “materia”, es lo mismo.
Las partículas atómicas tienden a aglomerarse tomando diversas formas, que en esencia son de la misma naturaleza.
La luz es un concentrado de ondas que generan su fuerza y eso es vida. Las partículas se conglomeran aumentando la fuerza debido a su unidad, pero son tan perfectas que, al separarse nuevamente, no pierden su esencia. Esta fuerza esencial fluye como una corriente energética hacia todos lados armónicamente.
La luz protónica es armonía. Esta energía primera es positiva. Las demás energías son accidentales y originadas por fricción, presión y fusión de partículas. Esta energía protónica fluye también a través de la materia recién formada con la tendencia a armonizar las estructuras. Es la energía que fluye por todas las cosas. Es la esencia que está en todo.
A las personas de buena voluntad esta energía les llega potenciada por el Espíritu de Dios. Tanta es la energía que genera que se convierte en un Ser luminoso, cuya luz es lo que llaman la “gloria” de Dios, pero que es una luz invisible al ojo humano y a los telescopios.
La red cósmica que no forma materia va tomando diversos colores dependiendo esto de los elementos químicos que atraviesa.
Todo funciona a imagen y semejanza de la partícula infraatómica elemental.
El Universo no se está expandiendo; con la idea de la expansión tendríamos que aceptar la idea del espacio vacío o de la “nada” más allá de la expansión. Escribiendo esto en mi borrador, recibo dos frases más:
- Unión de partículas por fuerza centrípeta (??)
- Eslabones formando una hélice (espiral) (??)
(En el momento en que escribo las líneas para este libro intuyo que la primera frase tiene que ver con la configuración de los cúmulos de hidrógeno de los elementos químicos de los cuerpos inorgánicos y la segunda, con la configuración de la estructura de los cúmulos de hidrógeno de la materia orgánica, respuesta que no se me ha revelado claramente hasta este minuto.)
La naturaleza se reproduce a sí misma lanzando energía protónica hacia el entorno y, desde ahí, al espacio exterior.
¿El hidrógeno es el elemento prostético (dentro de una molécula) que acarrea a otros elementos para formar vida orgánica?
El protón es una partícula infraatómica.
El hidrógeno es una partícula infraatómica.
El helio es un átomo. El helio es “materia”.
Los sistemas estelares flotan estables inmersos en un inmenso plasma de protones.
La red cósmica es la generadora y la conductora de la energía protónica que es capaz de canalizarse y traspasar toda la materia existente, incluso la de nuestro cuerpo.


  _____________________________________________

 
 
BOLSÓN DE ENERGIA
¿Cómo se originó el universo galáctico?
En algún punto del Universo comenzó a acumularse energía. ¿Cómo?
Los bolsones de energía se originaron a partir de la misma energía que circula alrededor de los protones de la red, y que se almacena en alguna zona de ésta. Cuando la acumulación de energía fue mayor que la que podía soportar esta zona, en forma de bólido irrumpió a través de la red, abriendo paso como un cometa y ocasionando la colisión entre protones, dando inicio a la formación de materia. La energía que se liberó es eso: energía; no tiene masa.
El espacio que deja el bolsón de energía protónica en el lugar en el que se originó no se cierra inmediatamente y queda casi en forma de “cuerpo lúteo”, con suficiente espacio para seguir llenándose de más energía protónica que saldrá expelida en su momento. A eso se debe que los bólidos que salen sucesivamente de este “cuerpo lúteo” van formando cúmulos de galaxias.
En el túnel del bólido de energía el protón se desestabiliza debido a la fricción, transformándose en una antipartícula.
¿Cuánto recorrido hace un bolsón de energía?
El recorrido de un bolsón de energía cuando sale expelido es el largo de cada uno de los dos brazos de la espiral de esa galaxia.
¿Cuánto demora en recorrerlo?
El comienzo y el final del recorrido son casi simultáneos. No así el recorrido de la “materia” formada que es arrastrada y que avanza lentamente.

El bolsón de energía se forma cuando se pierde el equilibrio.
¿Por qué se pierde el equilibrio?
(La respuesta que recibí  en mi interior fue: mutante, transmutante, transmutar.)
Cada protón del plasma de hidrógeno posee libre albedrío.
Dios ha dado libre albedrío a las formas de la creación a través del Libre Albedrío que tiene cada uno de los protones del plasma, por lo que la perfección de Él se vio adulterada por la acción de una ínfima partícula: en algún instante del plasma, uno de sus protones transmutó en su forma de utilización de las fuerzas primordiales y comenzó a acumular la energía dentro de sí hasta llegar a tener un bolsón de energía tan potente como para lanzarlo expelido debido a la presión del plasma, a través de la red, provocando la inestabilidad de todos los protones afectados a su paso y convirtiéndolos en antipartículas.
Como vio Dios que el producto de este “accidente” fue bueno, en el sentido de que coexistieron entre sí con armonía después del caos, consintió en que los seres vivientes creados continuaran su existencia. Hasta que llegó a existir el hombre. Dios no estuvo cómodo cuando el hombre transgredió la Ley del Amor (o Ley de Armonía y Equilibrio) y se volvió hacia sí mismo reforzando la ley que inició el protón mutante: la ley de la codicia que resultó ser una ley de destrucción, de aniquilación, de deterioro del resto de la Creación.
La transmutación del protón “desobediente” del orden establecido sólo pudo suceder si éste anuló el punto 0 que se encontraba en su centro. Esto, se asemejaría a lo que algunos llaman “agujero negro”, puesto que no se cumplió en lo sucesivo la salida de energía por rebote y sólo se fue acumulando esta energía en su interior. La forma de mantener el equilibrio del plasma total fue ejerciendo presión sobre el protón mutante para que éste no creciera en forma ilimitada.
El protón mutante transfirió la información en forma de código a todos los protones afectados por el paso del bólido de energía protónica y con este código transfirió el germen original de la ley de la codicia.
Dios jamás tuvo la intención de formar la Creación, pues Él se bastaba a sí mismo. Sin embargo, como la Creación se originó de uno de sus núcleos, que era parte de Sí Mismo, sólo tuvo que continuar “bañando” con su armonía las formas creadas. Es por esto que en los núcleos de los átomos que conforman los seres vivientes se encuentran protones puros en su mayoría para evitar que las antipartículas gobiernen el mundo de las formas. Mientras tanto, el protón mutante siguió acumulando energía una y otra vez, lanzándola luego a través del plasma formando una galaxia cada vez.

Con la ley de la codicia, la economía ya se ha transformado en una egonomía, causando terremotos en las políticas económicas mundiales a favor del único organismo que legisla los poderes del mundo: el BC. El sistema de sociedad es un sistema egonómico.

_______________________________________________



FRICCION Y CALOR
La fusión de hidrógenos es por fricción y calor.
La energía sale en dirección opuesta por “rebote”.
Debido a la fuerza centrípeta del protón, la energía llega al punto cero y se libera hacia el exterior, hacia los canales por los que circulará. Esta es energía de carga positiva que al acumularse genera calor.
La bola inicial que penetra la red va perdiendo velocidad por el camino y llega a un punto en que no avanza debido a que lo “frena” el plasma primordial y comienza a girar sobre sí misma arrastrando la energía de su “cola” y también arrastra la materia recién formada. Este arrastre se debe a la asistencia del plasma de protones que se va cerrando detrás del bólido, arrastrando también los demás astros que ya se encontraban con anterioridad flotando en aquél. Entonces, ahí tenemos la formación de una galaxia, enrollando alrededor de su centro su cola formando dos brazos en  espiral, con astros (que han sido arrastrados y que tienen distintos grados de evolución) girando en torno a ésta.
La interferencia de onda protónica es la causante de la “gravitación”; se produce un efecto de polaridad.
                                                        Bólido de energía protónica 

La burbuja central del bólido de energía protónica no puede inflamarse porque es sólo energía. Por esto, en el interior del sol central de la galaxia existe una burbuja de energía protónica pura. Esta burbuja de energía protónica se encuentra en el centro de cada galaxia y de cada astro (incluyendo los planetas, planetoides y satélites) que todavía estén girando sobre sí mismos.



________________________________________________



PLASMA DE HIDRÓGENO
El plasma de hidrógeno se mantiene estable por sí solo fuera de las galaxias y no es atraído por éstas, pero ejerce gran presión contra los distintos cuerpos galácticos. Este plasma tiene movimiento; no tiene una posición fija en el cosmos. Este plasma protónico rodea e interacciona con cada galaxia e impide que pierdan su posición con respecto a las otras galaxias (siempre que en los alrededores se conserve la calma) y se atraigan unas a otras para formar una sola cohesión de materia. 
Las galaxias deambulan dentro de un espacio determinado, una independientemente de la otra, lo que les da estabilidad posicional relativa. Es decir, no hay expansión.
Una galaxia no se puede expandir por sí sola porque el plasma se lo impide.
El protón es la partícula fundamental en la formación de materia, pero debido a sus características es la partícula antimateria.
El hidrógeno o protón aislado en su medio natural no es un átomo; es la antimateria. Es una partícula infraatómica.

______________________________________________



LUZ
¿Cómo se llaman las partículas fundamentales que conducen la luz de los astros a través del espacio?
¿Qué son? Son ondas; no son partículas.

Luego de haber sido interrumpida por un obstáculo con malla formada por una red de celdillas cuadrangulares, la luz traspasa esta red e inteligentemente se reorganiza en haces perfectamente circulares. Debido a esta experiencia observable se deduce que la luz está formada por radiaciones independientes que se pueden disociar y asociar nuevamente si es expuesta a un obstáculo y continuar su avance en espiral.

La luz viaja conformando una red. Al interrumpirse esta red, la luz se reorganiza llegando a una superficie en pequeñas redes de estructura espiral.

Cuando la luz se encuentra con un obstáculo en movimiento, como por ejemplo, una rama de árbol que se mueve con el viento, cambia su trayectoria, llegando a distintos puntos de una superficie (más arriba o más abajo) en el lapso de un par de segundos.

¿Por qué la luz se desvía, si es onda y no partícula?
- La luz busca nuevos canales de recorrido.
- Campo electromagnético que sigue después del obstáculo. (??)

La luz pasa a través del núcleo del átomo y no a través de las antipartículas del átomo.
¿O sea, que si nuestro cuerpo pierde densidad, podríamos hacernos invisibles?
Sí. El cuerpo no se desintegraría; sólo se haría menos denso.

La luz del sol llega a nosotros debido a que hay gran cantidad de protones en la atmósfera terrestre.
Mientras más grande sea el átomo, más grande será el volumen de su núcleo. 

¿Cuántas emisiones de energía hay en un “paquete” de luz?

Posiblemente, la luz viaja transmitiéndose sólo a través de las partículas puras de hidrógeno completando espacios hexagonales que forman un todo circular.

Forma hexagonal del gran paquete de luz que nos llega desde el sol.
Amanecer en Madrid.

Crédito de la Fotografía: Maribel García Barajas.



Todo cuerpo se orienta hacia la luz. Por esto, el corazón de energía protónica existente en las esferas orienta su polo norte hacia el núcleo de su respectiva galaxia. Ahora, si la esfera que tiene aún su corazón de energía protónica se encuentra lejano a otros cuerpos, la superficie de su atmósfera se encuentra congelada por el plasma, mientras que bajo la superficie de hielo y la capa atmosférica subyacente se encuentra un océano de magma o un suelo muy caliente.

___________________________________________


CRISTAL DE HIDRÓGENO

El infraátomo de hidrógeno es indivisible y por esto es la partícula fundamental del Universo y es un cristal.
Las células cósmicas hexagonales (o cristales de hidrógeno) conforman un cristal gaseoso.
(Cristal líquido: el agua.)
El origen del movimiento de la energía que circula por el universo está en el punto cero del cristal de hidrógeno.
Al entrar la energía debido a la fuerza centrípeta del protón y tocar el punto cero, por efecto de rebote comienza su retorno hacia el exterior formando un circuito.

Punto cero                      

La propiedad de onda es inherente a la luz. La energía centrípeta del protón la lleva a su centro y comienza a sacarla del infraátomo. Esta onda de luz protónica circula por fuera de éste. ¿Por qué canal(es) sale la energía del protón para no ocasionar fricción con la energía que va hacia el centro?
El campo de fuerza del protón del plasma es perfectamente hexagonal debido a la Equidad e Igualdad existente por el espacio compartido en el que se posiciona.



¿Tendrá que ver con un cambio de densidad?
¿Existe una tríada también dentro del protón?
Si existe una tríada dentro del protón, entonces la energía sale potenciada generando calor desde ya.
La onda de luz no tiene una trayectoria fija.

En la física se quedan en la nanométrica, la que no es una ciencia en cuanto no se llegue a determinar el verdadero conocimiento y sólo vislumbre lo evidente: que todo está vivo, puesto que mientras esté presente una partícula infraatómica con su pulso vibratorio hay vida.

El plasma protónico o cristal de hidrógeno y los protones libres que forman parte de las galaxias, constituyen el 99.99999… (infinito) % del Universo.

________________________________________________ 



FORMACIÓN DE MATERIA 
La antimateria es el plasma de partículas infraatómicas del universo, o sea, es la red de partículas de hidrógeno (red cósmica de células hexagonales fundamentales: protones). 
El bolsón de energía protónica puede ser tan pequeño como un botón de camisa, pero comienza a acumular tanta energía que la presión que se crea en éste es inmensurable.
Debido a la inmensa presión, el bolsón no explosiona, sino que sale expelido e irrumpe a través de la red cósmica comenzando a formar materia debido al calor generado por la fricción.
Por la fricción e irrupción de un bolsón de energía protónica que ha salido disparado, se rompe la continuidad del flujo natural de la energía proveniente de los protones que encuentra a su paso. La energía de éstos queda fragmentada y adquiere un carácter negativo.
El bolsón de energía acumulada irrumpe en el plasma de hidrógeno llevando una cola que arrastra protones con su energía fragmentada y átomos de elementos recién formados. Al detenerse el avance, la bola comienza a girar en sí misma manteniendo un eje fijo, por lo que se forman dos “colas”, cada una desde el centro de la cola inicial y llegando a construir una espiral aplanada.
Elemento químico: cúmulo de partículas de hidrógeno. El hidrógeno aislado no es un átomo; es una partícula infraatómica. La energía protónica no tiene masa; es sólo energía, y no es visible.
Los protones desestabilizados en su flujo natural de energía, van atrayendo otros infraátomos de hidrógeno en un verdadero desgarro del plasma cósmico. La tendencia sería ir adicionando  partículas de hidrógeno en redondo, o sea, en la medida que va girando el núcleo llevado por la cinética (¿?). Se van formando distintos elementos químicos respetando la tríada central del cúmulo de hidrógeno. La materia formada sigue el curso del bólido conformando una “cola” tras el perímetro de éste.
Dos hidrógenos tienen sólo una díada que los une; la unión se hace débil por la energía positiva en mayor cantidad que tiende a armonizar el entorno.
Al unirse tres partículas de hidrógeno ya se forma un átomo estable debido a que disminuye la posibilidad de libre flujo de energía entre partículas infraatómicas en el interior del núcleo del nuevo elemento, por lo que no se pueden separar en forma espontánea.
Cuando comienza el nacimiento de una galaxia (alumbramiento), comienza la formación de “materia”.
El “electrón” como partícula no existe; sólo es una interferencia en la onda de energía protónica.
El plasma protónico es el Alma Mater de la formación de galaxias.
La cantidad de átomos que se forma y el tipo de elemento químico, está en directa proporción con el tamaño del bólido de energía protónica. Mientras más grande es el bólido, más grande es la fuerza de propulsión, y, por lo tanto, mayor es el recorrido que finalmente siempre será frenado y “envuelto, abrazado o abranado” por el plasma de protones.
 _______________________________________



EL TIEMPO
El tiempo cronológico no existe. El tiempo no transcurre; todo sólo vibra. Es un momento pulsático: un eterno presente.

El círculo del “tiempo” es su frecuencia de vibración. O sea, que el “tiempo” o pulso tiene una posición absoluta (¿?)

Ciclos: Los ciclos de un cuerpo depende de su “masa”; mientras menos “masa”, menos ciclos de vida (existencia).

El “tiempo” será mucho o será poco dependiendo del acontecimiento.
Los acontecimientos marcan los “tiempos”.

El tiempo Real es un instante: un solo instante.
Lo que se percibe como tiempo lineal son los sucesivos ciclos de un ser. Pero los ciclos no son acumulativos numéricamente como el hombre acumula las traslaciones de la Tierra.
Un instante no tiene un “antes” ni un “después”.

El calendario no tiene sentido cuando se va renovando el alma con la energía del amor.
Durante los milagros se produce un tiempo alternativo. Se desintegra el sistema binario y se vuelve a integrar en una circunstancia distinta al desenlace anterior.

Si superpongo las vivencias pasadas y los sueños anhelados que aún no se han cumplido, se forma el perfecto y eterno presente; cesa la incertidumbre y se calma la ansiedad.

No existe el futuro; todo está ocurriendo en un “ahora”. Los instantes, independientes unos de otros, existen en forma paralela, simultánea.

El “tiempo” que transcurre depende de la velocidad de la frecuencia de vibración de partículas. O sea, el “tiempo” depende de la rapidez del pulso de las partículas. Por ejemplo: El “tiempo” en nuestro planeta es más corto que hace diez años porque se ha acelerado el pulso de su corazón protónico, con ello se acelera el pulso de todas las partículas infraatómicas existentes en la Tierra, incluso las que marcan los segundos en los relojes. ¡Todo aceleró su frecuencia de vibración de partículas!

___________________________________________ 



¿BIG BANG?
El Big Bang como un único y masivo evento no ocurrió; el origen de la formación de galaxias no fue una explosión de “materia”.
El Espacio Cósmico siempre ha existido y es infinito.
El tiempo no existe.
La energía positiva (protónica) anula la noción de tiempo.
Por lo anterior, el Universo no tiene edad.
El protón es la antimateria y compone un plasma Eterno e Infinito.
Hay dos palabras que la razón no acepta: las partículas fundamentales han existido siempre, y el espacio cósmico es infinito.
El Universo no es plano.
El plasma de hidrógeno con  su  energía protónica, que es la esencia, lo llena todo.
La partícula fundamental, la energía y la “materia” ocupan todo el espacio; no existe el espacio vacío.
El “tiempo” no es unidireccional; lo que se aprecia como “tiempo” tiene vibración (o pulso).
Lo que marca la existencia de un cuerpo material son ciclos, no tiempo.
Evolución del Universo, sí. Tiempo, no.
Si el Big Bang tuvo lugar en el inicio del Universo, entonces la gran explosión no podría haber ocurrido en forma plana, pues si se inició con una gran explosión y va en expansión, entonces tendría un centro.
En los postulados explican el origen de la “materia”, pero no pueden  “ver” la composición del plasma fundamental del cosmos.
Los científicos están en el umbral del conocimiento que responde a sus preguntas, pero no pueden ver más allá con los ojos de la cara ni con el razonamiento. Sólo algunos intuyen fugazmente los principios universales de la Realidad porque el conocimiento está dentro de cada ser.
Los hombres que conocieron a Dios pudieron ver más allá del umbral porque se les abrió el tercer ojo, el de la intuición. Cuando conjugaron razón con intuición se les abrió el entendimiento.
El Big Bang representa para el hombre común la teoría de lo que se ve con los ojos y el telescopio.
Algunas de las cosas que no pueden ver son que:
  •       Cada galaxia se origina independientemente de otra.
  •    La luz no "demora" en llegar a un lugar; se forman interconexiones simultáneas.
  •        Cada galaxia va hacia una estabilidad relativa. El giro de la galaxia sobre su núcleo comienza a enlentecerse hasta quedar flotando estable en medio del plasma protónico.
  •      La "materia" es accidental y, por ser originada por un accidente que modifica la función de la partícula fundamental infraatómica formando átomos, no es Real.
  •     Cada partícula atómica retiene su negativización para seguir manteniéndose cohesionada (pero no sellada) a las otras. Entre una partícula infraatómica y otra siempre hay un espacio porque siguen siendo centros de energía, aunque neutralizados. Entonces, cada cuerpo material, en cualquiera de sus estados, va a tener la tendencia inherente a mantenerse como tal resistiéndose a dejarse intervenir por la energía armonizadora, porque si lo hace pierde su forma, pierde su ser. Es ahí donde comienza la resistencia a la energía que proviene de Dios, el Universo. A la vez, comienza la codicia de las condiciones que le permite seguir siendo "materia" para no revertir el proceso hacia su conversión en núcleos de energía en su forma pura.
  •     La "materia" no existe; sólo existe la forma que toma el cúmulo de hidrógenos de un determinado ser en un determinado momento.
  •        Somos, en apariencia, un cúmulo de hidrógenos neutralizados. Cuando la esencia se apodera de nosotros,caemos en un completo estado de equilibrio y armonía. Entonces,nuestros cuerpos dejan fluir esta esencia y la demás personas la perciben como paz.
  •       El amor es la esencia de todo lo que existe; es la energía que mueve todas las demás energías. 
Por último, las respuestas que comencé a redactar hace unos meses vienen de Dios desde su Espíritu hasta mi alma, y, entonces las saco de mi interior por inspiración, como canal.
Toda sabiduría viene de Dios.

                                       ________________________________________



ZONA OSCURA
La configuración de la zona oscura es tan obvia, que la pasan por alto.
La energía oscura: todos hablan de ella, pero no la “ven”. La energía oscura está en todo el universo, está entre nosotros; entra en nosotros y sale potenciada de nosotros si queremos. Es luz invisible para el ojo humano, pero visible para el cuerpo espiritual. La energía oscura es el Amor Universal.
La zona oscura no es materia: es la antimateria, y su energía es invisible.
El Espíritu del Universo tiende a la Armonía, a volver toda “materia” a su estado original, pero sin trasgredir el libre albedrío.
La red cósmica de partículas primordiales conforma el Universo, ya sea en forma pura o en medio de los seres creados.
                       _____________________________________________________



                  PLASMA DE PROTONES: DIOS
La red cósmica de partículas fundamentales conforma el Universo, ya sea virgen o en forma de Creación.

Las partículas primordiales son el Padre de todo lo que existe. Es decir, son Dios. Dios es Todo.

El Espíritu Santo del Padre es intangible, bondadoso, sabio; es inteligente.

Estamos separados en cuerpos físicos, pero no sentiremos la separación si estamos concientes de que somos la extensión originada de un Todo.
En determinados momentos me siento en unión con Dios.
Dios y Yo somos Uno.
Jehová (Yahvé) y el plasma de núcleos protónicos son Uno y lo mismo.

La médula de todas las cosas sensibles son los núcleos de protones que hay en el átomo; lo demás es sólo forma. Esto hace que todo lo que es sensible no sea Real, sino que es una mera ilusión.
El electrón no existe; sólo existe una interferencia de onda protónica.

Somos un microcosmos condensado, pero en el interior de una forma de criatura. El cuerpo que ocupamos es un vehículo físico; es un cúmulo de núcleos de energía adulterados con una porción de Dios en su interior. Somos parte del Todo. Somos Dios.

La “materia” es una ilusión.
Somos un microcosmos condensado; somos un cúmulo de energía.

La onda protónica es el Espíritu de Dios.
El protón es la partícula fundamental de la sustancia que es Dios. El protón y la onda protónica juntos hacen fluir el Amor. El Amor es Dios. Estamos flotando, como criaturas del mundo de las formas, en un plasma de Amor.

El núcleo de energía positiva con su energía emanada es distinto del Espíritu, que es la fuerza que se genera y actúa luego por sí misma al hacer circular la energía. Entonces, Dios es energía y espíritu, constituyendo el plasma fundamental y origen de todas las formas del cosmos.

¿El Espíritu Santo es también Dios Padre?
Luz inmanente. Luz emergente. Porque YO DOY. (??)
El Espíritu del Universo es Dios.

Sobre todas las energías que se puedan generar en las formas de la naturaleza, el Espíritu de Dios actúa para armonizar y equilibrar los sistemas arbitrarios que imponga cualquier potentado y, si es necesario, los pulveriza.

La esencia del ser es la esencia de Ser: el Amor.
La esencia del ser es la  energía primordial que se caracteriza por tener un solo polo: positivo. Si bien es cierto, el polo negativizado (energía atómica) se origina del núcleo positivo. Pero la esencia es una sola, es Única y Absoluta y es netamente positiva.
La esencia del Ser lo llena todo hasta el infinito.
Ser en esencia significa amar.

Uno de los dos poderes de Dios, que es el fuego consumidor, es el que provoca el caos, la destrucción y la consiguiente creación.
Sin caos no hay creación.
El otro poder, Eterno, Infinito, armonioso, es el del Plasma Puro: el Padre, el Amor, de donde todo nace y en el que todo finaliza.
La acumulación de energía nace dentro del plasma e irrumpe como fuego consumidor y caótico, destruyendo la armonía y el equilibrio para luego construir y crear una nueva galaxia.

El Espíritu de Dios es la fuerza que adquiere la emanación de energía que circula eternamente. El Espíritu de Dios es el eterno fluir de la esencia. El Espíritu Santo es la fuerza que adquiere la energía emanada durante la dinámica de las partículas primordiales del plasma.

El plasma puro es Dios, Jehová, Yahvé, y no hay otro Dios.

Jesús fue formado de una ínfima porción de plasma. Por esto, Jesús es consustancial con Dios. Jesús, antes de ser hombre, era cristal de hidrógeno. Por eso, se dice que existía antes de que existiera cualquier otra cosa. Todos SOMOS consustanciales con el Padre. Todos SOMOS Hijos de Dios; provenimos de la misma Fuente. Eso es lo que nos enseñó Jesús: Soy el Todo; Dios y yo SOMOS UNO. 
SOMOS LA UNIDAD.

Lo que tenemos de Dios es el yo soy. Lo demás es ilusión.
Aquí se introduce un nuevo concepto que nos viene de Dios a través de su lenguaje, que es el Lenguaje del Universo: el símbolo.
Y = Paz               O = Dios
YO: capacidad del ser de proyectar la paz de Dios (la paz se genera a partir de la canalización del Amor Verdadero).
S = Flujo, Sabiduría, Libertad.
SOY: flujo, emanación de la paz de Dios en el ser.
Dios nos dice que Él es la paz que hay en nosotros. Dios nos dice que Él es el amor que hay en nosotros. Eso es lo que nos quiere decir Jesús con “ser Uno con Dios”: ser un instrumento de paz, de amor.
Lo anterior tiene que ver con el ser y el hacer.
Ser: energía cósmica “materializada”.
Hacer: frecuencia vibratoria elevada de la energía cósmica que utiliza el hombre para la proacción.

“… y en el yo secreto quieras hacerme conocer sabiduría pura.” Salmos 51:6

La tendencia de la “materia” es no dejar de “ser” al cohesionarse manteniendo una baja frecuencia vibratoria. En eso consiste el no yo.

El yo es proactivo.
El no yo es destructivo.

 ¿Qué es la Verdad?
La Verdad es la sustancia, la esencia, la existencia de Dios. No hay otra verdad. La Verdad es Única, es Absoluta. La única Verdad, lo único Real es el AMOR.

Dios es la zona oscura y desconocida del Universo, pero tiene potestad sobre la “materia”, pues ésta se origina de Dios. Él puede armonizarla o destruirla a través del sentido de la Justicia que hay en otros seres, si es que es una amenaza para la vida. Dios Padre no destruye directamente.

La esencia del Ser es la voluntad de amar.
La esencia del Ser son tres cosas: energía, voluntad y amor, porque ninguna es sin la otra y las tres son lo mismo.

TAO: “Absoluto impersonal, unidad indiferenciada de la que todo vuelve. El hombre ha de someterse al orden que Tao significa, e intentar comprender sus acciones, o sea, los cambios misteriosos del universo; así alcanzará la felicidad, de manera pasiva, porque se hace todo sin hacer nada.” Diccionario Enciclopédico Ilustrado. Ed. Océano.

La quinta dimensión la constituye el plasma de hidrógeno: la antimateria con su antigravedad.

El plasma de Dios no está estático; se mueve de un lado para otro. Se mueve como plasma, como un todo, llevado por su propio Espíritu o fuerza que adquiere la emanación al fluir por el Universo.

Cuando el cuerpo físico muere, se deja de respirar y se comienza a desprender la energía vital. Entonces, el corazón protónico de nuestros átomos se “zafa” de la forma de nuestro cuerpo y asciende como plasma de cristales de hidrógeno hacia el Padre, logrando una perfecta conexión con Él.

Dios Padre es puro en su perfección. ¿Para qué Dios iba a crear algo si se basta a sí mismo? No necesita de algo que no sea Él.

El Ser Humano es creado a imagen y semejanza de Dios Padre; es su porción de amor y de perfección.
Jesucristo representa la parte de Dios Padre que hay en nosotros, las criaturas.

El hecho de que Dios ejerza presión en el protón mutante para que expulse la energía acumulada (bólido de energía protónica) y que la expulsión misma cause un efecto sobre el plasma de hidrógeno, hace que este efecto se transforme en Creación y que el Padre se convierta en Creador. Aunque el Padre no tenía en sus planes crear algo, Él se hizo cargo de lo creado porque eso es lo que DICE su Ley: sembrar por medio de la esencia el orden con equilibrio y armonía infinita y eternamente. Dios acude y corre a acompañar a las antipartículas socorriéndolas como si les lanzara un salvavidas antes que sucumban en el naufragio.

Dios Padre no necesitaba crear “algo” para SER, pues ÉL ES por Sí Mismo. Él, simple y humildemente, sólo ES en Sí Mismo; en primera persona: el YO SOY de la Gran Extensión del Universo infinito.

La zona oscura del Universo es el Padre de todo lo que existe; es Él. Algunas personas la llaman Madre. Otras personas la llamamos Padre. Pero Dios no acredita un género determinado.

La estática es relativa porque no existe el reposo absoluto en ninguna porción del Universo.

La creación del microcosmos es un “accidente” ya que el mal que en este se origina no está en la esencia.

En las criaturas hay un hacer del ser. En el Ser, hay un permanente ES.

El Universo habla de Dios porque Dios es el Universo.

El Universo no es homogéneo; el universo como sistema galáctico es un punto dentro del infinito plasma de protones.

Los hombres que trascendieron los tiempos lo dijeron: “El hombre es un microcosmos”, “conócete a ti mismo”, “la verdad está en tu interior” y, “pregúntale a tu interior”. El Sí Mismo es la esencia del ser; es la esencia del Universo: es el YO SOY.

Encuentren el Sí Mismo en cada uno de ustedes y entonces verán a Dios.

____________________________________________________



ANTIPARTÍCULA: ANTIPROTÓN
El antiprotón no es idéntico al protón, pero tampoco es una partícula distinta; sólo se modifica su emanación de energía que se hace discontinua debido a la fricción provocada por el paso del bólido de energía protónica. Esta discontinuidad es la que produce el fenómeno de la electricidad. Entonces, el “electrón” como partícula no existe. Sólo existe, en este caso, la energía discontinua del antiprotón. El “electrón” es una ilusión óptica. El antiprotón no tiene carga negativa, sino que tiene una descarga negativizada.
Un protón tiende a positivizar a un antiprotón y éste, para no dejar de “ser”, se aferra al protón formando una dupla neutra (¿acción del “no yo” de Fichte?).

La Creación es un sistema binario.
Si graficamos matemáticamente la relación de protones y antiprotones en los comienzos de la creación de un ser, resultaría lo siguiente:
A cada antiprotón que surge se adosa un protón para compensar la negativización del sistema de las formas.
Ecuación del Todo Unificado (Sistema Binario de Protón y antiprotón).
En donde   x + Y = Z      y      n (+)  +  n (-)  = N
Lo que se traduce en que     Z = N


n = número finito e indeterminado.
O = cero absoluto. Universo Inmanifiesto. Padre de todo lo que existe. Dios.


Si existiera la materia concreta, todos formaríamos un gran “agujero negro” de antipartículas indiferenciadas unas de otras.

El YO es Dios; es el alma de nuestro ser.
El ser viviente es dual. O sea, es yo y es un no yo (Ego) debido a la presencia de la negativización de los antiprotones.
El antiprotón presente en nuestro ser se niega a sí mismo como partícula originada de Dios. Es ahí donde se manifiesta el nihilismo al que se refiere Nietzsche; se confunde el bien con el mal, ya que se entiende como “bien” la codicia de “bienestar social” que termina siendo sensibilista y con diferencia de “clases” entre los hombres.

Si Dios fuera sólo Espíritu y no partículas, si sólo fuera la Ley de la Armonía y el Equilibrio y no fuera el Universo mismo, no podría ser partícipe de la Creación, porque para construir algo hay que destruir otro algo que existía previamente y eso iría contra su estado original. Dios ha existido desde tiempo indefinido y no había ningún tipo de existencia antes que Él. Dios es Todo aunque la Creación surja por accidente y no por iniciativa del Padre. Aunque en forma involuntaria Dios propició la Creación al presionar contra el protón mutante para que no siguiera almacenando dentro de su campo de fuerza la energía del Cosmos, corrió el riesgo la primera vez y vio que lo formado fue bueno. Por esto, repite esta acción de poder cada vez que es necesario. Si Dios no fuera partículas protónicas no co-existirían los protones con los antiprotones dentro de los átomos de la “materia” y los antiprotones colapsarían en un solo núcleo, ya que el Amor no sería una energía deseada y los seres tampoco tendríamos conciencia de nosotros mismos ni de la existencia de Dios. Ni siquiera habría lugar para la canalización del amor entre las antipartículas de los seres creados.

El no yo es un yo ilusorio, ficticio, artificial.

El no yo consiste en no dejar de ser.

El "mal" no existe en la Realidad de Dios, sino que existe en el mundo finito.

El "mal" está radicado en las antipartículas que constituyen la capa de antiprotones del átomo.

Me es imposible concebir que el Padre haya dado origen al "mal" libre y voluntariamente; eso no tiene cabida en su Ley y por eso el Amor no se extinguirá jamás.
En Dios no cabe la idea del desequilibrio.

La energía que hace posible que todo sea se representa en la “materia” con el símbolo  E; es la energía de las partículas y antipartículas.

A la antipartícula se le adosa un protón; al elemento que lleva el código de la ley de la codicia se le adosa una partícula de la Ley de la Armonía y el Equilibrio. De esto, resulta el símbolo K   para hablar o significar la armonía  y el equilibrio después del desorden, o sea, la Creación a partir del desorden.

El antiprotón sigue siendo un protón, pero con la salvedad de que la emisión de su energía está entrecortada.

Los únicos elementos que pueden contener más protones que antiprotones son: el aire, el agua y el fuego. 

Las antipartículas funcionan negativamente en cuanto se oponen a la función natural del yo.

La antipartícula es binaria dado que cada vez que surge una de éstas recibe un protón como eterno compañero mientras exista el ser creado. Esto es para mantener un equilibrio entre las fuerzas de las energías. Cuando el ser creado deja de existir, las partículas y antipartículas se separan; los protones vuelven al plasma de hidrógeno y los antiprotones se degradan.

Antes de la Creación no existía la dualidad. Un protón mutante hace que Dios sea Creador porque realiza algo distinto de lo que había. Lo que había era eterno e inmutable. Antes de la transmutación del protón subversivo era sólo el Verbo, era Dios Padre.

¿Existe una arritmia en el pulso de la antipartícula?

Lo que llaman “electrón” es un destello de luz producido por la fricción de dos emisiones de energía que se encuentran; es algo parecido a la descarga de un relámpago en miniatura. Pero sigue siendo energía, no partícula.

¿Cuánto dura un antiprotón permaneciendo solo antes de volver a ser “asistido” por un protón para formar la dupla binaria?

La dupla neutra es la base de toda forma existente.
       _____________________________________________________________________



LHC: POTENTE REACTOR DE LOS NÚCLEOS ESENCIALES DE DIOS
El protón no tiene masa.
La masa es una ilusión.
La partícula de Dios no tiene masa; es un núcleo de pura energía positiva.

El acelerador de partículas (LHC) se transformará en un potente reactor nuclear debido a que Dios, a través de sus cristales, se gobierna a sí mismo y gobierna todo lo que existe en el mundo aparente.

El poder que tiene el Amor de Dios vencerá las vanidades del hombre.

El hombre, por su parte, en su vano intento de dominar el Universo desde su laboratorio, se encontrará con la mayor piedra de tropiezo de su existencia: sus egos.

Los egos del hombre lo llevarán a pensar que por la razón o la fuerza puede llegar a gobernar a Dios.

Esta es la oportunidad en que Dios se podría manifestar para hacerse ver ante los ojos de los que quieren “ver para creer”.

El universo visible no desaparecerá desintegrado por la “energía oscura” porque Dios da libre albedrío a la “materia”. Y si ésta mantiene la armonía y equilibrio primordiales, puede coexistir eternamente con Aquélla.

El protón del plasma es un campo de fuerza con vida propia.

El no yo de Fichte se refiere a la dinámica de la antipartícula; la antipartícula es en cuanto el yo le permite ser y hacer.

ORIA.
                         _______________________________________________________



RELATIVIDAD DEL HOMBRE

REALIDAD
PLASMA PROTÓNICO
AMOR


ARMONÍA Y EQUILIBRIO
JUSTICIA, EQUIDAD, IGUALDAD
LIBERTAD
PAZ
__________________________________________________________________________


RELATIVIDAD
(PERSPECTIVA DESDE LA REALIDAD APARENTE)


ORIA.





Todos los derechos reservados.



_________________________________________________________________________________________________